miércoles, 27 de noviembre de 2013

22/11/63 (Stephen King)

AUTOR: Stephen King       
TÍTULO ORIGINAL: 11/22/63
GÉNERO: Ciencia-Ficción
AÑO: 2011

RESUMEN: Jake Epping es profesor en un instituto de Maine. Un día su realidad da un vuelco cuando su amigo Al le descubre un secreto: en el almacén de su dinner hay una entrada que conduce al pasado, concretamente al mismo día de 1958. Al, está a punto de morir y le pide ayuda en la misión que se había propuesto: viajar al pasado para poder salvar la vida a J.F. Kennedy. Y así Jake viaja hasta 1958 para intentar cambiar la historia de la humanidad, aunque en el tiempo que trascurre entre 1958 y 1963 ocurre algo que no tenía previsto: se enamora perdidamente y hace verdaderos amigos.

TEMAS: Muchas veces se añora el pasado pensando que "cualquier tiempo pasado fue mejor", pero esto es una falacia, un engaño de la mente que tiende a recordar selectivamente (de algo parecido, aunque desde otro punto de partida y de llegada, nos habla W. Allen en Midnight in París). En cualquier momento de la historia hay cosas que van mejor y otras que van peor. King nos señala lo fácil que es caer en este error:

 “Había dos puertas y tres indicaciones. La palabra CABALLEROS estaba nítidamente estarcida en una puerta; en la otra se leía SEÑORAS. La tercera indicación era un flecha en una estaca que apuntaba hacía la pendiente cubierta de arbustos detrás de la gasolinera. Decía DE COLOR. Con curiosidad, descendí por el sendero, teniendo cuidado de moverme furtivamente en un par de sitios donde las hojas aceitosas y verdes con tintes marrones de la hiedra venenosa resultaban inconfundibles (...) No había ningún servicio. Lo que hallé al final del sendero fue un riachuelo estrecho; una tabla apoyada sobre un par de postes de cemento agrietado lo cruzaba  (…) Si alguna vez os he dado la idea de que en 1958 todo es divino y maravilloso, recordad el sendero, ¿de acuerdo? Y la hiedra venenosa. Y la tabla en el riachuelo.

Esta novela nos ofrece una visión personal de la historia reciente americana, en la que King habla de lo bueno y lo malo: de lo horrible que podía ser la vida en algunas de sus ciudades, del racismo... Aunque también quiere recordar lo bueno que era vivir en un tiempo en que nadie cerraba la puerta (al menos en algunos lugares, desde luego no sería así en las casas que ocuparon Lee Oswald y su esposa) y donde los batidos todavía sabían a algo que no fuera un colorante industrial.

El efecto mariposa es algo que se ha oído mencionar muy a menudo en las últimas décadas y que me fascina por su indeterminismo. Ya sabéis: “El aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tormenta en Nueva York”. La teoría del caos, los efectos de nuestras acciones son acumulativos e impredecibles. Podemos realizar una acción con la mejor de nuestras intenciones y no saber las consecuencias que ello puede acarrear, después de todo el camino al infierno está plagado de buenas intenciones.

J.F.Kennedy. Fuente: Wikipedia
OPINIÓN PERSONAL: Este año se cumplieron 50 años de la muerte del presidente Kennedy. Y justo el 22 de noviembre leía en esta obra cómo podría haber sucedido esa tragedia que conmocionó a los estadounidenses.

22/11/63 es un libro de King alejado del terror y con el que demuestra que no es correcto encasillarlo en ese género. Es una gran novela, plena y sobre todo, elegante. Y un aviso que he visto en varias ocasiones y que me parece muy acertado: no es un libro para conspiranoicos. King no quiere hacer aquí una tesis sobre el asesinato de Kennedy, opta por la versión más simple (usando la Navaja de Occam) que además es la que cree más probable, según nos comenta en el epílogo. Se trata de un libro que nos habla de sentimientos y de la historia contemporánea reciente americana, de cómo era ese país hace apenas medio siglo; no es un libro sobre conspiraciones ni complots.

Como novela de viajes en el tiempo también está muy bien. La forma de realizar el viaje es sencilla, y King no se enrolla con numerosas reglas ni intenta contestar a todas las paradojas que pueden suceder. El personaje de Míster Tarjeta Verde explicará una parte de cómo son posibles los viajes en el tiempo con una bonita metáfora: un vaso de ginger ale olvidado que ha perdido casi todo el gas pero al que le quedan algunas burbujas. Pero ni siquiera él lo sabe todo. Mejor, en mi opinión: le otorga cierta magia.

Me ha gustado mucho este libro (como casi todos los de King). El único pero que le pondría es que por el medio se me hizo algo lento. Está narrado en primera persona y eso contribuye a dar dinamismo a una historia que avanza segura pero lentamente.

El hilo que conduce el libro es el intento de Jake de salvar la vida a Kennedy, pero esa es sólo una de las historias de la obra. Hay también una historia de amor entre Jake y Sadie que pondrá a nuestro protagonista entre la espada y la pared. Es una historia muy bonita que hizó que se asomara alguna lagrimilla en mis ojos... Pero no desvelo nada.

Sin embargo, la historia que más me ha gustado es otra: la del padre del conserje. Me ha llenado de emoción, tanto por Dunning como por Jake. Cuando Jake se convirtió en el “ángel de la guarda” de los Dunning y fracasó (al menos en parte) y supo que debía volver prometiéndose que la próxima vez no fracasaría, King consiguió que me emocionara: "Lo haré mejor la próxima vez, señora Dunning". Por no hablar de que Harry Dunning es de esas personas que en vez de con estrella nacen estrellados: haga lo que haga Jake siempre sale mal parado. Su historia me conmovió de verdad.

Le doy las gracias a Stephen King porque, aunque sus fans sabemos que le gusta mucho el cruce de elementos en sus novelas, este libro es todo un guiño a sus seguidores: está repleto de detalles a otras obras suyas. Hay guiños a La zona muerta y aparece un Plymouth Fury, el coche asesino de Christine. Pero en este sentido lo que más me ha gustado es el paso de Jake por Derry. Desde allí nos saludan dos de los protagonista de IT, Bevvie y Richie, poco después de una de las apariciones de Pennywise:

Fuente: Todo el terror del mundo

Hay gente que dice que fue un vagabundo. Otros dicen que fue un lugareño que se disfrazaba de payaso para evitar que lo reconocieran. A la primera de las víctimas (esto ocurrió el año pasado, antes de que yo viniera) la encontraron en la intersección de Witchman y Jackson: le habían arrancado el brazo limpiamente. Denbrough se llamaba, George Denbrough. Pobre chiquillo.

Algo andaba mal en esa ciudad, y creo que lo supe desde el primer momento”.

Eso que andaba mal en Derry no es otra cosa que el payaso Pennywise.

Por otro lado, el monstruo Jimla me ha recordado al del armario de Cujo, aunque quizá este no sea un guiño intencionado de King, sino simplemente una impresión mía, algo que ha unido mi mente.

Puede que haya más referencias a otras obras suyas que se me hayan pasado por alto; sí habéis pillado alguna otra, por favor, comentádmelo.

"Hogar es contemplar la luna elevarse sobre la durmiente tierra baldía y tener a alguien a quien llamar para que se acerque a la ventana y te acompañe".

Coged este libro y disfrutadlo en vuestro hogar.

¿LO RECOMENDARÍA?:


VALORACIÓN:

jueves, 21 de noviembre de 2013

Las aventuras del juez Di en la China del siglo VII

Hoy quiero hablaros de unos libros de misterio. Se trata de las novelas que conforman la serie conocida como Las aventuras del juez Di en la China del siglo VII. Se trata de una serie de libros de trama detectivesca, a lo Sherlock Holmes. El papel de detective lo lleva a cabo el juez Di y las aventuras son la resolución de los casos en los que éste se ve envuelto (en la mayoría de las ocasiones debido a su trabajo como juez), que transcurren en la lejana cultura de la China medieval del siglo VII.

Estos libros están escritos por Robert Van Gulik (1910-1967). Van Gulik fue secretario de la legación de Asuntos Exteriores de Holanda en Tokio y posteriormente ocupó otros cargos diplomáticos en Estados Unidos, India, Líbano y Holanda. En 1948, este diplomático y sinólogo, halló una serie de textos anteriores al siglo XVIII en los que se narraban varios misterios sin resolver situados en diversos puntos de China en el siglo VII. A partir de este material y de la existencia histórica del juez Di (630-700 d.C) el autor creó estas novelas.



Así, el juez Di en cada novela, normalmente, se ve inmerso en la resolución de tres enigmas (los cuales muchas veces se entrelazan entre sí) siguiendo la tradición de las novelas chinas de detectives, al contrario de lo que sucede en Occidente donde lo normal es que el detective se ocupe de un solo caso. Una de las mejores cosas de estos libros es que nos acercan una cultura tan remota como la de la china medieval, aportándonos curiosidades sobre la vida en aquella época, y no exclusivamente a través de la narración de la historia sino también por las aclaraciones y curiosidades con las que Van Gulik nos regala en el epílogo de cada novela (unos más extensos e interesantes que otros). Conocemos así, por ejemplo, la costumbre del matrimonio póstumo en la que si en un matrimonio concertado uno de los prometidos moría antes de llegar a casarse, el otro pretendiente contraía igualmente con él un matrimonio póstumo. O cómo la tortura era un medio aprobado legalmente para la obtención de la confesión de un delito siempre que el reo no muriera (en cuyo caso el juez que había autorizado la tortura estaría en un grave aprieto que podría conllevarle la pena capital).

Ilustración interior de Los asesinos
de la campana china
.

Estas novelas han sido editadas en diversas ocasiones en español, pero yo tengo la serie de Edhasa en tapa dura.  La cubierta de esta edición es realmente bonita aunque no sé si lo apreciaréis en las imágenes. En el interior encontramos diversas ilustraciones, unos dibujos sencillos pero vistosos, que por lo visto son reproducciones de las realizadas por el propio Van Gulik. Antes de comenzar con las historias tenemos una relación de los principales personajes que aparecen en cada caso (que como mencioné anteriormente suelen ser tres), lo cual he agradecido en varias ocasiones. Edhasa ha ido sacando diversos tomos  a lo largo de varios años pero lamentablemente ha frenado, al menos de momento, la colección en el tomo 7 (¿será la crisis?).

Tal vez la narración empleada en estas novelas no sea tan potente como la de Conan Doyle pero yo os invito a que les echéis un vistazo. Yo he pasado buenos ratos sumergida en su lectura. Se trata de novelas cortas y fáciles de leer, en las que no hay grandes descripciones y la trama es directa e intensa. Los libros, además, son totalmente independientes entre sí (más allá de algunos personajes recurrentes) por lo cual podéis leerlos en el orden que se os antoje, y empezar por la aventura que más os llame la atención. A mí me han gustado especialmente los tres últimos tomos:  Los asesinos de la campana china, El misterio del pabellón rojo y La perla del emperador.


Para los más fans de este detective chino os dejo un par de páginas dedicadas a esta serie de libros. Son páginas de países en los que las aventuras del juez Di son más conocidas y ninguna de ellas está en español, qué se le va a hacer, aunque existe la posibilidad de elegir como idioma el inglés y sino… ahí tenemos el Google translator.

http://www.judge-dee.com/index.php?lng=fr

http://www.judge-dee.info/welcome/index.jsp

domingo, 17 de noviembre de 2013

El silencio de los corderos, la película. Lecter y Dalí, unidos

A. Hopkins como Hannibal Lecter.
Fuente de imagen: Blog Innovacion 6.0
Hace unas semanas reseñé el libro El silencio de los corderos. Ya intuía que no me iba a poder resistir mucho a ver la versión cinematográfica. Soy de ideas fijas.

La película está francamente bien, y no creo que descubra nada nuevo diciéndolo. Ganó el óscar a la mejor película en el año 1991, y en mi opinión merecidamente, compitiendo con otros grandes films como JFK, El  príncipe de las mareas o La bella y la bestia. Aunque desde luego si hay un óscar que creo que no es discutible, es el de Anthony Hopkins en su papel de Hannibal Lecter: está increíble. Sabe trasmitir todo el terror y la atracción del personaje. Lo mejor de la película.

La cinta intenta respetar bastante el libro, y digo intenta porque hay varias cosas que resume o sencillamente no aparecen, supongo que por problemas de duración del film, de ya casi dos horas de metraje. Es el caso, por ejemplo, de cuando Starling encuentra la cabeza dentro de un frasco de cristal en el coche alojado en un almacén de pertenencias. Este asunto está mucho más desarrollado en el libro y esa parte de la historia es bastante más compleja que en la película, recortándola, a mí parecer, demasiado.

Algo que tampoco aparece en la película es el desarrollo de algunos personajes. Por ejemplo, Crawford es bastante plano en el film, sin embargo en la novela tiene una historia personal importante (para el personaje, para la trama no demasiado). O la personalidad de la senadora Martin, que en la película no aparece más que de refilón, mientras que en el libro Thomas Harris te muestra lo suficiente acerca de ella para que te huelas de qué pie cojea.

Es este tratamiento más somero de los personajes secundarios lo que menos me gustó del film en comparación con el libro, aunque desde luego eso no quita para que sea una muy buena película con grandes interpretaciones que logra poner los pelos de punta y la mente en tensión todo el rato.

Así que si no la habéis visto os la recomiendo, y si ya la conocéis, os invito a verla de nuevo.


Por otro lado, y como curiosidad: Thomas Harris menciona en su obra a la polilla Acherontia styx que muestra en su tórax un dibujo que se nos asemeja a una calavera. En el cartel de la película si os fijáis se puede ver una calavera en el tórax de la polilla, pero ¿no os parece que es una calavera demasiado dramática? En realidad se trata de un montaje para el cartel: esa calavera no es la que luce una polilla real, sino que se trata de la obra de Salvador Dalí, In voluptas mors, una composición del genial artista que realizó una calavera usando como “material” cuerpos de mujeres desnudas (aquí podéis ver como se realizó la composición).
Fuente de imagen: Filmsnotdead


Acherontia Styx, luciendo su verdadero dibujo.
Fuente de imagen: Wikipedia


miércoles, 13 de noviembre de 2013

En la hierba alta & Un rostro en la multitud: King a cuatro manos

Acaban de salir en español, en el pasado mes de Octubre, dos novelas cortas coescritas por Stephen King: En la hierba alta y Un rostro en la multitud. La primera está escrita en colaboración con Joe Hill y la segunda con Stewart O´nan. Como sabéis, soy una apasionada de El Rey, y ya me he hecho con ellas, lo cual además me viene muy bien para el reto propuesto por el blog A Petrie le gustan los libros, consistente en leerse todas las obras de este autor (aunque King lo pone difícil siendo tan prolífico). Es de suponer que en un futuro ambos relatos serán publicados en algún libro recopilatorio, al que seguro que tampoco podré resistirme.


TÍTULO: En la hierba alta
AUTOR: Stephen King-Joe Hill
TÍTULO ORIGINAL: In the tall grass
GÉNERO: Terror
AÑO: 2012

RESUMEN: Cal y Becky DeMuth son dos hermanos que comparten una relación casi telepática. Cuando Becky se queda embarazada y decide marcharse a casa de sus tíos hasta que nazca el bebé, Cal deja sus estudios para acompañarla. En su viaje realizan un pequeño alto junto a un prado que tiene una hierba altísima de donde escuchan salir la voz de un niño pidiendo auxilio. Adentrarse en la hierba para ayudarle es el peor error que cometerán en sus vidas.

OPINIÓN PERSONAL: Este relato, o novela corta, no lo tengo muy claro, me ha gustado mucho. Parece que King padre y King hijo (por si alguien no lo sabe Joe Hill es hijo de Stephen King) hacen un tándem muy, pero que muy bueno. El relato tiene mucho de Los chicos del maíz y un poco de N. (cuentos recogidos en las colecciones El umbral de la noche y Después del anochecer, respectivamente). Al comienzo también le he notado una pizquita de Jeepers Creepers (Victor Salva, 2001).

Los King intentan aterrarnos (y lo logran) con una de las sensaciones más angustiosas que existen: la de estar perdidos. Han conseguido trasmitirme todo el terror de dar vueltas y vueltas, de no avanzar por más que se camine, de ir a ningún sitio: me he desesperado con Cal y Becky. 

Me han hecho sentir primero miedo y después horror... y me ha gustado. Tened por seguro que sacaré un ticket para la próxima atracción que monten estos dos.

¿LO RECOMENDARÍA?:

VALORACIÓN:



TÍTULO: Un rostro en la multitud 
AUTOR: Stephen King-Stewart O´nan
TÍTULO ORIGINAL: A face in the crowd.
GÉNERO: Terror
AÑO: 2012

RESUMEN: El viudo Dean Evers se pasa las tardes frente al televisor viendo un partido de béisbol tras otro. Un día empieza a reconocer rostros de personas de su pasado entre las gradas, rostros que no deberían estar ahí.

OPINIÓN PERSONAL: Éste no es un relato tan terrorífico como el anterior. Me recordó algo a The New York Times a precio de ganga (relato que me gustó mucho y que se encuentra en el recopilatorio Después del anochecer).

La verdad es que Un rostro en la multitud no me ha parecido tan atractivo como En la hierba alta. Quizá si lo hubiera leído antes que éste me hubiera gustado más. Se me hizo algo lento, y excesivamente predecible. Creo que es uno de esos relatos que si formaran parte de una colección no me llamaría la atención excesivamente.

¿LO RECOMENDARÍA?: No está mal.

VALORACIÓN:

domingo, 10 de noviembre de 2013

1984 (George Orwell)

AUTOR: George Orwell
TÍTULO ORIGINAL: 1984
GÉNERO: Ciencia-ficción
AÑO: 1949

RESUMEN: Winston Smith vive en el estado totalitario conocido como Oceanía. Corre el año 1984. O quizá sea otro año. Nadie puede estar seguro, cualquier realidad, conocimiento o ley es subjetiva y alterable por el gobierno del Estado, El Partido. Es un mundo en que el gobierno pretende que nadie tenga ideas propias, procurando conseguir una devoción total al Partido y sus leyes: se trata de canalizar las acciones y los sentimientos de las personas hacia una enfervorizada adhesión al Partido. Para lograrlo el gobierno utiliza diversos métodos, como vigilar cada movimiento a través de "telepantallas", empapelar las calles con carteles del Gran Hermano, el supuesto líder del Partido, bajo el lema: “El Gran Hermano te vigila”. También existe la policía del pensamiento, que persigue a todo aquel que no tenga un pensamiento ortodoxo. Incluso se fomenta el espionaje de los hijos a los padres. Los principios del Partido son: La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud y la ignorancia es la fuerza.

Algo dentro de Winston le dice que nada de esto está bien. Que todo lo que hay a su alrededor es una perversión. Y ese algo se rebela totalmente cuando conoce a Julia y ambos se enamoran. Entonces deciden arriesgar su vida para poder amarse y luchar contra el Partido.

TEMAS: Los temas que trata esta novela son tantos que habría que escribir un post para cada uno. La importancia de la libertad, la crítica a los regímenes totalitarios, la corrupción, el poder o las rebeliones que se consumen a sí mismas.

El libro está escrito en el mismo tono pesimista que ofrece el autor en “Rebelión en la granja”. Orwell está desencantado con la perversión en que se convirtió el comunismo de Stalin, quien está retratado bajo el espíritu del Gran Hermano (hay quien asegura que es Hitler o Franco, y lo más probable es que sean los tres, y muchos más, quienes viven en esta figura). Goldstein, quien en la novela representa a Trotski, ante el escándalo de los ciudadanos de Oceanía, “aboga por la libertad de palabra, la libertad de prensa, la libertad de reunión y de pensamiento, gritando histéricamente que la revolución había sido traicionada”.

George Orwell.
Fuente de imagen: Wikipedia
En uno de los capítulos del libro, Orwell, nos acerca su visión de la lucha de clases: “Durante todo el tiempo del que se tiene noticia ha habido en el mundo tres clases de personas: Los Altos, los Medianos y los Bajos (…). Los objetivos de estos tres grupos son por completo irreconciliables. Los Altos quieren quedarse donde están. Los Medianos tratan de arrebatarle su posición a los Altos. La finalidad de los Bajos cuando la tienen -porque su principal característica es hallarse aplastados por las exigencias de la vida cotidiana- , consiste en abolir todas las distinciones y crear una sociedad en la que todos los hombres sean iguales. Así vuelve a repetirse la misma lucha social. Durante largos períodos, parece que los Altos se encuentran muy seguros en su poder, pero siempre llega un momento en que pierden la confianza en sí mismos o se debilita su capacidad para gobernar, o ambas cosas. Entonces son derrotados por los Medianos, que llevan junto a ellos a los Bajos porque les han asegurado que ellos representan la libertad y la justicia. En cuanto logran su objetivo, los Medianos abandonan a los Bajos relegándolos a su antigua condición de servidumbre y convirtiéndose ellos en los Altos”.

El principal objetivo del estado orwelliano es tener el máximo control sobre la población para asegurarse su conformidad con los principios del gobierno. En nuestro mundo cada vez que asistimos a un recorte, aunque sea sutil, de las libertades sociales, o el descubrimiento de un espionaje de nuestra vida por los grandes gobiernos es muy difícil no pensar en el Gran Hermano, y muy fácil imaginar hacia donde nos quieren dirigir.

OPINIÓN PERSONAL: Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer este libro. Y me ha entusiasmado. Es un libro de mucho calado, pero que además resulta fácil y entretenido de leer.

Pensó Winston que los mejores libros son los que dicen lo que ya sabemos”.

El libro resulta sobrecogedor y angustioso por la terrible profecía que alienta. Muchos de los conceptos que presentan son pavorosos, como el crimen mental, el control del pasado, la policía del pensamiento, la neolengua, el doblepensar, el negroblanco, o la invención de peligros inexistentes como elementos de control del pueblo. Lo más aterrador (como he visto destacar en varios lugares) es que en todas estas nociones se pueden ver indicios de hechos que atacaron a la historia humana en algún momento.

El libro forma parte de la trilogía cumbre de las obras distópicas del siglo XX, junto con Fahrenheit 451 de R. Bradbury y Un mundo Feliz de A. Huxley. 1984 tiene sus raíces en una obra anterior del ruso Y. Zamiatín, Nosotros. Orwell afirmaba que Un mundo feliz también está inspirado en ella, pero Huxley lo negó. Para Orwell la obra de Huxley es increíble (de no creíble) y flaquea de incongruencias, sin embargo, opina que la obra de Zamiatín es superior y que la sociedad creada en Nosotros sí podría llegar a ser eterna al contrario que la imaginada en aquella. El título de 1984 se supone que es la permuta de los dos últimos dígitos de 1948, año en el cual fue escrito el grueso del libro.

El final es amargo, pero yo confío, quiero confiar, en que la distopía de Orwell se acabaría devorando a sí misma, por dos motivos. Primero, porque los humanos estamos en lucha continua contra todo lo que creamos, bueno o malo, nunca estamos a gusto mucho tiempo, así que ese mundo tan horrible no tiene porque ser una excepción y acabaría fracasando. Segundo, porque creo que no queda claro en la novela si existe o no resistencia, así que quizá en el momento en que vive Winston ya se esté gestando el final de esa dictadura. Prefiero guardarme esa pequeña esperanza.

Por cierto, si Orwell levantara la cabeza y viera el Gran Hermano de Telecinco..., ¿que creéis que diría? 

¿LO RECOMENDARÍA?: Por supuesto. No lo dejéis pasar.

VALORACIÓN:

jueves, 7 de noviembre de 2013

Me he unido al Club Corazones Solidarios

Gandhi nos enseña que "La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que sus animales son tratados". Y Kant que "Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales".

Acabo de unirme a la iniciativa que propuso Mocca, del blog Sintonía literaria, para expresar mi sentida repulsa y mi más fuerte oposición a cualquier tipo de maltrato animal. La iniciativa que propone Mocca se llama Corazones Solidarios y uniéndome a ella me comprometo a una serie de acciones que, en realidad, no me van a suponer ningún esfuerzo:

-No maltratar a los animales, sea cual sea su especie o su raza, independientemente de su color, pelaje, originalidad, etc.
 
-No tratar a los animales como objetos  ni como juguetes.

-No abandonar a nuestras mascotas.

-Socorrer animales en peligro cuando nos sea posible.

-No vestir prendas confeccionadas a partir de pieles animales.

-No ensalzar eventos que atenten contra los valores del club, es decir, la lucha contra el agravio a los animales.

Y como plus: me comprometo a seguir siendo vegetariana.

Si vosotros también estáis en contra de todo maltrato animal, y queréis uniros al club podéis hacerlo en el Club Corazones Solidarios.

Al igual que Gandhi y Kant, creo que se puede juzgar sin temor a equivocarse a un hombre (o mujer, en este terreno tanto da) por su forma de tratar a los animales. Pero ellos no fueron los únicos que lo vieron claro. Aquí os dejo otras afirmaciones de algunas otras mentes preclaras:

Los franceses ya han descubierto que la negrura de la piel no es razón para abandonar a un ser humano al capricho de su torturador. Quizá llegue el día en que se reconozca que el número de patas, la pilosidad de la piel o la terminación del hueso sacro son razones igualmente insuficientes para abandonar a un ser sensitivo al mismo destino. Jeremy Bentham

La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral. Arthur Schopenhauer

A veces me preguntan: ¿Por qué inviertes todo ese tiempo y dinero hablando de la amabilidad para con los animales cuando existe tanta crueldad hacia el hombre? A lo que yo respondo: Estoy trabajando en las raíces. George T. Angell




lunes, 4 de noviembre de 2013

Hannibal (Thomas Harris)

AUTOR: Thomas Harris
TÍTULO ORIGINAL: Hannibal
GÉNERO: Novela policiaca, Suspense
AÑO: 1999

RESUMEN: Han pasado siete años desde que la agente del FBI, Clarice Starling, conociera a Hannibal Lecter en un hospital de máxima seguridad y éste se escapara de su encarcelamiento tras ayudarla a atrapar al asesino en serie “Buffalo Bill”. Durante este tiempo nadie ha tenido noticias de Lecter, sin embargo tras la caída en desgracia del Clarice, decide salir de las sombras para ayudarla nuevamente. Mason Verger, un multimillonario sádico y única víctima que ha sobrevivido a los ataques de Hannibal, planea la venganza contra el doctor, para lo cual se servirá de aquello a lo que Lecter parece tenerle más cariño…

Atención a partir de aquí abundan los Spoilers

TEMAS: En este libro Thomas Harris le da una vuelta de tuerca a la historia de La bella y la bestia añadiendo una visión particular: tal vez la única forma de que estos personajes pudieran estar juntos sería que la bella se bestializara y la bestia se humanizara.

Harris pone en manos de Mason Verger toda la crueldad que se pueda llegar a imaginar en un ser humano: sádico, cruel, martirizador de niños, incestuoso y violador. Si fuera tan sólo un poco peor, sería el diablo. Además, une sutilmente este extremo sadismo con la educación infantil y la crueldad hacia los animales, desembocándolo en un total desprecio hacia cualquier forma de vida que no sea la propia.

OPINIÓN PERSONAL:
Resumo rápidamente: este libro me ha decepcionado mucho. Si tuviera que poner un slogan a la novela sería “vivieron felices y comieron perdices”, y esto no es que pegue mucho en un libro de Hannibal Lecter.

Con El silencio de los corderos me quedé atrapada con la personalidad del doctor Lecter, así que ni corta ni perezosa me dispuse a continuar con la saga. En la biblioteca encontré el libro siguiente, Hannibal. Y aquí llega mi primera decepción, aunque no la peor. Esperaba que un libro que se llama Hannibal se centrara básicamente en El caníbal, pero no es así: el doctor no empieza a cobrar un serio protagonismo hasta el último tercio del libro, antes apenas nos regala algo de sus agudos comentarios. Culpa mía por tener ideas preconcebidas.

Pero lo que me ha herido en el alma es el final del libro. Thomas Harris provoca un cambio en las personalidades de los personajes que no pega ni con Superglue, son forzadas y sencillamente increíbles. Atención spoiler (y de los grandes): lo siento, pero no me imagino a Starling disfrutando risueña de un cerebro humano aderezado con perejil por muy repugnante que sea el tío propietario del susodicho cerebro, ni a Lecter como a un enamorado adolescente chupeteando pezones.
Thomas Harris

Aunque creo que lo que menos me ha gustado es la humanización de Lecter a lo largo de la novela. Antes temíamos a Lecter, un ser cruel e inteligente con su propia visión de la vida y de la muerte. En Hannibal, el autor  nos asegura que:

 “De hecho, no existe consenso en la comunidad psiquiátrica respecto a si el doctor Lecter puede ser considerado un ser humano”. 

Pues la respuesta parece ser que sí, que es humano. A lo largo del libro vamos conociendo la vida pasada de Hannibal, descubriendo a grandes rasgos el acontecimiento traumático que vivió y que lo convirtió en ese asesino. Incluso presenciamos a un Hannibal que tiene ¡pesadillas! (jamás lo habría creído posible). Y ese es el problema: se le despoja de su monstruosidad y se le humaniza; se convierte simplemente en un hombre traumatizado por un hecho horrible, un psicópata más, tal vez de mayor brillantez e inteligencia que sus “colegas” pero con su misma esencia. En la contraportada hay una frase de Stephen King que asegura que “Hannibal es el Conde Drácula de la era de los ordenadores y los teléfonos móviles”. Bien, pues después de este libro ya no.

En cuanto a la historia en sí, no esta mal. Tiene intriga y está bien construida. El autor juega un poco con el lector y en ocasiones cambia de la narración en tercera persona a primera persona del plural con el objetivo de meternos en la trama. Al principio estos cambios me descolocaban pero después me parecieron interesantes.

Lo que digo, al igual que el autor al final de la novela es:

Podemos estar contentos de seguir vivos con lo hemos visto”.

¿LO RECOMENDARÍA?: Creo que no.

VALORACIÓN: