jueves, 27 de julio de 2017

La Ola (Morton Rhue)

TÍTULO: La Ola
AUTOR: Morton Rhue
TÍTULO ORIGINAL: The Wave. The classroom experiment that went too far.
AÑO: 1981
EDICIÓN: Takatuka, 2010
GÉNERO:

RESUMEN: Ben Ross es un profesor diferente, de los que creen que las clases tienen que enseñar algo más que a recitar datos de memoria. Por eso, cuando sus alumnos muestran su incredulidad ante las atrocidades de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, decide llevar a cabo un experimento con su propia clase. Sin embargo, pronto el experimento se vuelve más peligroso e imprevisible de lo que imaginó. Esta novela está basada en el hecho real que ocurrió en un instituto de Palo Alto, California en 1969.

OPINIÓN PERSONAL: Desconocía la existencia de este libro hasta que lo encontré en la estantería virtual de Mientras Leo del blog Entre montones de libros. Aunque suelo preferir que mi primer contacto con hechos verídicos sea a través de la no ficción, este experimento me había despertado curiosidad con anterioridad, y esta novela me pareció una manera sencilla de acercarme a él. 

Este libro es la novelización por parte de Todd Straser (bajo el pseudónimo de Morton Rhue) de la película titulada La tercera ola, del año 1981, la cual se basa en el libro escrito por William Ron Jones. Jones fue el profesor que realizó el experimento en el año 1969 en el instituto de Palo Alto. 

La Ola fue la respuesta que un profesor inventivo dio a la incredulidad de sus alumnos por la impunidad del régimen nazi en Alemania, por cómo pudo extenderse con una virulencia mayor que la de una peste altamente contagiosa, y a por qué al finalizar la guerra los alemanes declararon que simplemente no conocían lo que ocurría realmente. 

—¿Cómo pudieron los alemanes quedarse tan tranquilos mientras los nazis andaban matando a la gente delante de sus narices y decir luego que no lo sabían? ¿Cómo pudieron hacer algo así? ¿Cómo se atrevieron a decirlo?
—Lo único que puedo aseguraros es que los nazis estaban muy bien organizados y eran muy temidos —repitió Ben—. El comportamiento del resto de la población alemán es un misterio
”.

El profesor decide crear un movimiento en su aula: él y sus alumnos formarán una sociedad que se llamará La Ola, y sus claves serán la disciplina, la unidad y la acción. Introduciendo solamente unas pocas directrices más, verá como La Ola cobra vida propia y como, de manera casi natural, empujada por una inercia imprevisible, el movimiento crece alarmantemente y el profesor tiene que darle muerte antes de una semana, pues las consecuencias inesperadas (entre ellas que él mismo empieza a “creerse” La Ola) pueden llegar a resultar fatales. El final que se le ocurre para acabar con el experimento me parece muy impactante y supongo que los alumnos aprenderían algo sobre la humanidad y sobre sí mismos que no olvidarían jamás.

No sólo era que un alumno había tratado de obligar a otro menor a formar parte de La Ola. Era más; el chico no había querido firmar la carta, tenía miedo de hacerlo”.

Y eso es lo más importante de este libro: que fue un hecho real. Da miedo ver cómo funcionan algunos comportamientos humanos. Ver cómo un grupo puede seguir a un líder ciegamente sin cuestionarse nada, ver cómo puede proclamarse la igualdad mientras se exhibe una arrogante superioridad hacia los que no forman parte del grupo, ver con qué facilidad se puede renegar de los amigos. Da miedo ver lo importante que es para los humanos pertenecer a un grupo, encajar en él. Y la atracción que puede ejercer el poder. Lo aterrador de esta novela es, que siendo una historia real, abre la puerta de par en par a que aquello que ha sucedido pueda volver a suceder si no se está atento a las señales

El experimento del profesor Jones (Ben Ross en el libro) contesta muy bien a la pregunta de cómo el nazismo (y cualquier otro movimiento de similares características) puede prender en una sociedad. La pregunta de por qué no hubo más resistencia a su expansión si —como se dice en el libro—  solo el 10% de la población era nacionalsocialista, tiene una respuesta más sutil.

La Ola es un libro juvenil, corto, sencillo de leer, y un buen vehículo para el debate, por lo que me parece una lectura interesante. Sin embargo, en cuanto al libro en sí, se me hizo excesivamente corto y poco profundo. Hubiera necesitado una mayor explicación del desarrollo del experimento (de cómo va entrando en esa dinámica de feed back positivo), y también de los personajes y de qué sentían los alumnos que iban entrando en La Ola. Creo que son los dos aspectos más interesantes de esta historia real.

¿LO RECOMENDARÍA?:
Sí, sobre todo a jóvenes. También como vehículo para el debate.

VALORACIÓN:
 

lunes, 24 de julio de 2017

La muerte de Dexter (Jeff Lindsay)

TÍTULO: La muerte de Dexter
AUTOR: Jeff Lindsay
TÍTULO ORIGINAL: Dexter is Dead
AÑO: 2015
EDICIÓN: Umbriel, 2016
GÉNERO: Thriller

RESUMEN: Dexter Morgan está en la cárcel por unos asesinatos que no ha cometido, unos crímenes de los que se le acusa debido a las circunstancias en las que se vio envuelto en la anterior novela. Es irónico, porque él ha cometido muchos asesinatos, pero de esos en concreto es inocente como un bebé. Además, su hermana Deborah le ha dado la espalda y todo el departamento de policía está en su contra. Cuando cree que jamás podrá salir de la cárcel vendrá una ayuda inesperada.

OPINIÓN PERSONAL: Este es el último libro sobre el asesino en serie Dexter Morgan, al menos según ha asegurado el autor. Existe una serie de televisión cuya primera temporada (en total fueron ocho las que se rodaron) se basó en el primer libro, pero que después fue desvinculándose totalmente de las siguientes novelas, ocho en total: Dexter, el oscuro pasajero; Querido Dexter; Dexter en la oscuridad; Dexter por decisión propia; Dexter, el asesino exquisitoDexter por dos (reseña aquí); Dexter, camára y acción (reseña aquí); La muerte de Dexter. Además, acabo de descubrir que hay dos novelas gráficas de mi asesino en serie favorito: Dexter y Dexter rumbo al sur.

El título de la octava y última entrega, La muerte de Dexter, es mortal (perdón por el chiste fácil). Desde que lo vi una duda me corroyó: ¿sería un título metafórico o por el contrario se trataría de un spoiler como la copa de un pino? Evidentemente no voy a desvelar la respuesta a esta pregunta. Quien quiera saber lo que sucede con Dexter tendrá que abrir el libro y llegar hasta el final. Lo que sí sabía, pues el autor lo había adelantado, era que Dexter Morgan no iba a terminar como en la serie (los que la hayáis visto sabréis a qué me refiero).

Pero si me acerqué con incertidumbre a la novela no fue solo por saber cuál sería el final que le esperaba a mi queridísimo asesino, sino también porque el anterior libro me había decepcionado. Lo mejor de esta saga no es tanto la trama de cada libro en sí como la personalidad de Dexter. Sin embargo, en Dexter, cámara acción me dejó un regusto amargo pues parecía un personaje gastado y con un humor a punto de agotarse. Así que… ¿cómo estaría en su última aparición?

La muerte de Dexter es mejor novela que la anterior, pero queda lejos del mejor Dexter Morgan, el de los dos primeros libros. Además esperaba un final más apoteósico, con un gran villano o con una trama sumamente compleja que obligaran a Dexter a dar lo mejor de sí. Para mi decepción, no ha sido así, y además la principal característica de Dexter en este libro es que está y se siente agotado. Este es un cambio de registro que ralentiza la trama y resta atractivo a un personaje que ya venía gastado de antes.

(…) pero las cosas cambian. Por mucho que nos empeñemos, nada permanece inmutable. Todas las cosas —quizá os habréis fijado— tienen que cambiar, y hasta terminar”.

En este libro Dexter está en la cárcel después del desaguisado de la novela anterior, y por si no recordamos los detalles de cómo acabó en tan cómodo lugar, Dexter nos los recuerda (aunque no por ello es un libro que pueda leerse de forma independiente, creo que es una serie que ha de ser leída en orden).

Michael C. Hall interpreta a Dexter Morgan
en la adaptación televisiva.
Dexter Morgan, investigador forense de día, asesino en serie de noche. Pero… un asesino especial. Sus víctimas son solo otros monstruos: pedófilos, asesinos, torturadores y demás alimañas nocturnas que, al contrario que él, no aportan ningún beneficio a la sociedad. ¿Es esto correcto? Una interesante pregunta, presente en casi todas las novelas, que en La muerte de Dexter queda un poco olvidada, igual que ocurre con el peculiar humor de Dexter (proveniente de su falta total de empatía e incapacidad de entender el comportamiento humano). Aunque lo que más he echado de menos es al oscuro pasajero de Dexter, ese impulso asesino que le hacía “bailar” con sangre a la luz de la luna. No sé dónde lo habrá dejado escondido...

Siempre me había hecho preguntas sobre la ciega e inevitable combinación de muerte violenta y viscosa con la idolatría humana”.

Y la gran pregunta supongo que es: ¿el final me ha gustado? Bueno, era el que esperaba, pero si se hubiese llegado a ese mismo final de otra manera me habría convencido más, pues algunas decisiones no me acaban de cuadrar con la atractiva personalidad de Dexter. Además,  el oscuro pasajero se habría merecido un episodio final en el que hubiera podido desplegar sus alas plena y sanguinariamente.

Y es que, al fin y al postre, son los pequeños detalles los que terminan por hundirnos”.

¿LO RECOMENDARÍA?: A los seguidores de la saga.

VALORACIÓN:

jueves, 20 de julio de 2017

La dama del lago (Raymond Chandler)

TÍTULO: La dama del lago
AUTOR: Raymond Chandler
TÍTULO ORIGINAL: The Lady in the Lake
AÑO: 1943
EDICIÓN: Alianza Editorial, 2012
GÉNERO: Novela policiaca

RESUMEN: Kingsley contrata al detective Philip Marlowe para que encuentre a su mujer, desaparecida un mes atrás. Marlowe acude al lugar donde se la vio por última vez, una casita junto a un lago que tenía el matrimonio Kingsley. Todo se complica cuando encuentra el cadáver de una dama hundido en el lago.

OPINIÓN PERSONAL: Raymond Chandler fue un hombre de negocios que, tras quedarse sin empleo en 1932, empezó a escribir relatos pulp de corte criminal. Más tarde, tomando como base esos relatos, daría vida a su carismático y famoso detective, Philip Marlowe, con la novela El sueño eterno. Después Marlowe protagonizaría varias novelas más, siendo la cuarta de ellas La dama del lago, que se basó principalmente en el relato homónimo y en otros dos, Bay City Blues y No hay crímenes en las montañas

En La dama del lago, que se desarrolla en Los Ángeles, Chandler trata el que he visto es uno de sus temas principales, la extrema corrupción policial de la época. Habla de hombres con placa que abusaban de los desprotegidos gracias a su autoridad, hombres de la ley que encubrían aquello que decidían debía ser encubierto; habla de ellos, aunque tampoco se olvida de mostrar la otra cara de la moneda, los policías honestos.  Fue escrita en plena Guerra Mundial, hecho que se aprecia de fondo, aunque débilmente.

—Creía que habían limpiado esta ciudad —le dije—. Pensaba que un hombre honrado podía pasearse de noche por las calles sin tener que ponerse un chaleco blindado.
—La han limpiado un poco —dijo—. Pero no quieren que quede demasiado limpia. Podrían ahuyentar al dinero sucio
”.

Marlowe es el pilar fundamental sobre el que se asienta La dama del lago. Encarna al detective de novela negra por antonomasia, siempre con el cigarrillo en la boca y el whisky en el hígado. Sarcástico y con un gran ingenio que emplea tanto en la resolución de sus casos como en dar la réplica en unos diálogos exquisitos e ingeniosos. De lo mejor de la novela son sus intervenciones dialécticas. 

—No me gustan sus modales —dijo Kingsley con una voz que, por sí sola, habría podido partir una nuez del Brasil.
—No se preocupe por eso. No los vendo
”.

Marlowe (narrador de esta historia) es duro, cínico, impertinente, pero tiene su código de honor; en cierta forma es un idealista desencantado con el mundo. Para mí ha sido imposible no ponerle la cara de Humphrey Bogart.

—A mí también me gustaría poder tener una actitud distante, fría y sutil respecto a todo este asunto. Me gustaría jugar a este juego alguna vez como les gusta hacerlo a personas como usted. Pero nadie me deja jugar así. Ni mis clientes, ni la policía, ni la gente con la que me enfrento. Por mucho que trate de jugar limpio y ser decente, siempre acabo con la nariz hundida en el polvo y con ganas de sacarle a alguien los ojos”.

Humphrey Bogart interpretando a Marlowe en la adaptación de la
novela El sueño eterno. Fuente de imagen: The parisien review

Si bien Marlowe es la gran fuerza de la novela, no es el único elemento importante. La intriga es vital en una novela detectivesca, y Chandler sabe cómo dosificarla y dar un giro a la historia cuando esta lo requiere; las claves, aunque creamos que están rápidamente expuestas, no encajarán perfectamente hasta el final. Los personajes secundarios, por su parte, tampoco tienen desperdicio, sobre todo el entrañable sheriff Patton, que saca una sonrisa con cada intervención y cuyo lema para ser reelegido en su puesto de vigilante de la ley es: “¡Atención, electores! Votad a Jim Patton. Está ya muy viejo para empezar a trabajar”.

Sin embargo, además de Marlowe, el otro gran punto fuerte de la novela es el ambiente noir, logrado con maestría deslumbrante gracias al peculiar estilo de Chandler, repleto de recursos literarios simplemente brillantes. Es fácil imaginarse un mundo en blanco y negro, de femmes fatales y detectives conservados en alcohol (que diría J. Sabina). 

Peinada con raya en medio, la melena oscura caía a ambos lados de su rostro en ondas no exentas de coquetería. Tenía el cutis suave y marfileño, cejas severas y unos grandes ojos castaños que parecían capaces de enternecerse en el momento y lugar adecuados”.

De la mano de Chandler viajamos a una época en la que fumar no perjudicaba seriamente la salud, las petacas eran el complemento perfecto del hombre, eso del cuidado del entorno estaba en pañales y las mujeres eran las únicas que sabían cómo usar el azúcar glas. 

Pasó media hora. Sin tabaco, el tiempo se me hizo eterno”.

He visto muchas opiniones coincidir en que La dama del lago, siendo una gran novela, no es la mejor de Chandler. Con las buenas sensaciones que me ha dejado no sé cómo serán las demás, pero prometo averiguarlo.

Lectura disfrutada junto a los blogs No solo leo, Si fuésemos libros y Susurros de Bibliotecas

¿LO RECOMENDARÍA?:
Sin duda.

VALORACIÓN: 

lunes, 17 de julio de 2017

Controlaré tus sueños (John Verdon)

TÍTULO: Controlaré tus sueños
AUTOR: John Verdon
TÍTULO ORIGINAL: Beware of the wolf
AÑO: 2015
EDICIÓN: Roca editorial, 2015
GÉNERO: Novela policiaca

RESUMEN: Cuatro hombres que no parecen tener ningún vínculo en común son hallados muertos en diferentes lugares de Estados Unidos. Las pruebas apuntan a que se han suicidado de la misma manera. Lo único que une a los cuatro cadáveres es que poco antes de morir sufrían la misma aterradora pesadilla tras haber visitado al mismo hipnotista. David Gurney intentará resolver este misterio, para lo cual viajará hasta las idílicas y nevadas montañas Adirondacks.

OPINIÓN PERSONAL: Me gusta el detective al que ha dado vida John Verdon, David Gurney, hasta ahora protagonista de cinco novelas: Sé lo que estás pensando, No abras los ojos, Deja en paz al diablo, No confíes en Peter Pan y Controlaré tus sueños. Son libros que se pueden leer de forma totalmente independiente y de los cuales, personalmente, los que me han parecido más interesantes son los dos primeros y este último, aunque a cierta distancia.

La verdad es que Gurney no es muy novedoso como personaje. Es un detective retirado incapaz de desvincularse totalmente de la satisfacción que le produce enfrentarse a un buen rompecabezas y resolver un intricado misterio. Y los misterios, como es de esperar, de una forma u otra siempre acaban por llegar a sus manos.

—Hay algo particularmente extraño en ese caso, y algo inquietantemente desviado en el buen doctor. Toda la situación me parece… nebulosa. Casi siniestra. Y tú eres mejor que yo con los rollos siniestros y nebulosos”.

En esta última novela John Verdon recupera la sensación de imposibilidad y desconcierto que le dio la fama con Sé lo que estás pensando, proponiendo un suceso que en principio rompe todas las leyes, no solo probabilísticas sino también naturales. Cuatro hombres se han suicidado después de haber tenido la misma pesadilla y haber visitado al mismo hipnotista. Sin embargo, ¿acaso no es eso imposible? ¿Podría llegar alguien a tener semejante control sobre la mente humana? 

Durante su investigación (que en esta ocasión le llega a través de su amigo Hardwick, en un momento tan aburrido en su vida que Gurney empieza a considerar seriamente espiar a un puercoespín), Gurney acabará junto a su mujer, Madeleine, en un magnífico hotel en medio de la naturaleza salvaje, en las montañas Adirondack, amenazados permanentemente por la posible aparición de unas peligrosas tormentas de nieve que pueden dejarlos aislados. A lo largo de la novela, comienzan a surgir cuestiones de actualidad como la intolerancia homófoba, la reinserción o la contraposición derechos-seguridad, que tendrán desconcertado a nuestro investigador hasta el final.

Aparte de Gurney aparecen otros personajes recurrentes. Por ejemplo, Madeleine (que tiene más relevancia en esta novela que en otras), una mujer con la que no consigo conectar... la relación matrimonial entre ella y Gurney no la entiendo, no me la creo. En el lado contrario a Maddie está Hardwick, cuyo descarado y agrio carácter lo convierte en un personaje más atractivo que, incluso, el detective protagonista.

Montañas Adirondacks en otoño. Fuente de imagen: PlanetaPackraft

Controlaré tus sueños consiguió intrigarme desde el principio y me puse manos a la obra para intentar resolver el misterio. Aunque la verdad es que le voy cogiendo el truco a estos sucesos imposibles: simplemente hay que seguir la máxima de Sherlock Holmes. 

Lo que menos me gustó de la novela, además de la historia de Madeleine, fue una subtrama de espionaje que no me acabó de encajar del todo. Por otro lado creo que el autor buscó causar cierta sensación de claustrofobia al meter a los personajes en un recinto solitario en medio de la nada más salvaje, pero lo cierto es que no lo sentí nunca como una prisión pues Gurney y los demás podían salir y volver del hotel durante casi toda la historia, por lo que la sensación de enclaustramiento no llegó a materializarse.

Entonces, en algún lugar del bosque, empezó el aullido. El mismo aullido que Gurney había oído cuando su coche se quedó varado en la zanja.
Empezó como un gemido bajo, como el gemido del viento en una puerta que no encaja bien
”.

El título español no se parece en nada al original, Beware of the wolf (Cuidado con el lobo). Personalmente, y aunque el español es muy bueno y significativo, el inglés creo que es muy atractivo y no hacía falta adaptarlo. ¿Vosotros qué pensáis?

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, como novela entretenida.

VALORACIÓN:

jueves, 13 de julio de 2017

Elantris (Brandon Sanderson)

TÍTULO: Elantris
AUTOR: Brandon Sanderson
TÍTULO ORIGINAL: Elantris
AÑO: 2005
EDICIÓN: Ediciones B, 2006
GÉNERO: Fantasía

RESUMEN: Elantris ha caído. Antes era una hermosa ciudad habitada por hombres y mujeres que, “transformados” por la magia que nacía en ese lugar, se convertían prácticamente en dioses de piel plateada y cabello blanco. De Elantris partía toda la grandeza del reino de Arelon. Pero hace diez años algo inexplicable sucedió, desde ese terrible momento aquellos que se transforman no lo hacen en dioses, sino en una especie de muertos en vida. Estos hombres y mujeres, a los que no les late el corazón, son encerrados tras las murallas de la caída ciudad entre el miedo, la superstición y la repulsión del resto de la población. Y la debilidad en la que está sumido el reino incita a que otras potencias quieran hacerse con el control del territorio.

OPINIÓN PERSONAL: Desde hacía tiempo tenía ganas de conocer a uno de los escritores de fantasía más importantes de la actualidad, Brandon Sanderson. Es un autor muy prolífico y desde Elantris, su primera obra, hasta la actualidad cuenta con numerosos títulos en su haber. Como muchas de sus novelas conforman series y trilogías escogí esta ya que es autoconclusiva.

Y así llego a lo primero que me gustaría destacar: me parece una gran novela, pero, sobre todo, me parece una gran primera novela. Es sorprendente lo bien urdida que está la compleja historia que se esconde bajo el título de esa solitaria palabra.

Esta ciudad es en realidad un cadáver… Su espíritu ha huido”.

Elantris es compleja. Sanderson crea un mundo propio, fuerte y definido, con su personal sistema de magia (complicada, casi como de ecuaciones matemáticas, alejada de pócimas y conjuros me recordó un poco a El nombre del viento de P. Rothfuss) y te sumerge de lleno en él. A veces esta inmersión puede ocurrir demasiado rápido y el lector se encuentra con unas palabras y una geografía que no entiende en ese momento, una gran cantidad de términos nuevos que le puede dar la sensación de que se está perdiendo en ese nuevo mundo.

(…) los tiempos difíciles hacen que la gente esté dispuesta a aceptar a un hombre que predica el cambio”.

Elantris es una historia poliédrica. Tal vez lo más llamativo sea su faceta política y religiosa y cómo ambos elementos se mueven en busca de su propio beneficio. Las intrigas políticas y religiosas, la fe en manos de mercenarios políticos, el poder, son aspectos muy importantes. Pero también hay temas sociales, como la segregación,  la enfermedad, el dolor, la esperanza, o la vida de la mujer en un sistema patriarcal.

Descubrirás que el odio puede unir a la gente más rápida y más fervientemente que la devoción”.

La novela avanza a través de sus tres protagonistas principales.
B. Sanderson. Fuente de
imagen: Brandonsanderson.com
Raoden, el príncipe caído en desgracia al ser tocado por la maldición y que ha de abandonar su reino, Arelon, para adentrarse en Elantris. Sarene, una princesa cuya inteligencia y fuerte carácter asusta a los hombres, que acudía a la ciudad de Raoden para casarse con él. Hrathen, un alto sacerdote cuyo objetivo es convertir a su fe a los ciudadanos de Arelon, y que intrigará a todos los niveles sirviéndose de todas las herramientas que estén a su alcance. A parte de ellos hay muchos secundarios, pero en general creo que los personajes son poco sorprendentes, bastante planos, encajonados en sus papeles de héroes o villanos. Solo Hrathen es un personaje gris, ambiguo, el más interesante con sus contradicciones y sus tensiones. También es cierto que Raoden, aunque un tanto estereotipado (el héroe de moral intachable y gran valor que jamás se rendirá), se presenta como un hombre caído, maldito y, debido a la maldición de Elantris, de aspecto poco atractivo, algo no muy corriente.

El final es cerrado pero algunas cuestiones no se exploran en profundidad por lo que quizá se ahonde en ellas en una segunda parte que se rumorea puede estar preparándose. Espero que sí, porque ha sido una historia que he disfrutado mucho y me encantaría conocer más de este mundo.

Llegados a este punto es cuando me lamento por no haber leído antes a Sanderson. Afortunadamente puedo ponerle remedio fácilmente.

La eternidad terminó hace diez años

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, sobre todo a los amantes de la fantasía.

VALORACIÓN:

lunes, 10 de julio de 2017

Paranoia (Franck Thilliez)

TÍTULO: Paranoia
AUTOR: Franck Thilliez
TÍTULO ORIGINAL: Puzzle
AÑO: 2013
EDICIÓN: Planeta, 2015 (Destino)
GÉNERO: Thriller

RESUMEN: Ilan sigue sin recuperarse de la  pérdida de sus padres, fallecidos en extrañas circunstancias. Una mañana reaparece en París Chloé, su expareja, quien le propone embarcarse en una ventura a la que no podrá negarse. Nueve personas encerradas en un antiguo complejo psiquiátrico aislado en plena montaña. De repente, una a una empiezan a desaparecer. Encuentran un primer cuerpo. Asesinado. Se desata la Paranoia.

OPINIÓN PERSONAL: Había dejado, hace ya mucho tiempo, de transcribir en el apartado “Resumen” las sinopsis que facilitan las editoriales,  pero en este caso he optado por copiarla pues temo poder contar algo más de lo que debiera y este es un libro del que es mejor no saber absolutamente nada para disfrutar todo lo posible de él.

Por las buenas críticas que he visto tenía muchas ganas de leer algo del autor, pero la verdad es que este libro (autoconclusivo y que no pertenece a su serie de novelas más conocidas, las del comisario Sharko) no ha sido como esperaba.

Al poco de comenzar la lectura me invadió una sensación de desconfianza por dos razones. Una, había hechos que parecían muy casuales y forzados  (aunque es cierto que esto al final puede tener una cierta explicación). Y dos, lamentablemente casi desde el inicio intuí la resolución y veía como el escritor quería jugar conmigo usando tretas que me resultaban poco estimulantes pues sabía adónde me iban a llevar… y como dije antes, esta es una de esas novelas en las que es mejor no saber por dónde pretende el autor que transites. 

Intuir el final no tiene que ser algo necesariamente negativo siempre que la historia contenga sorpresas o personajes carismáticos, es decir, que consiga interesar por otros medios. Conmigo este libro lo consiguió solo a ratos, aunque eso sí, ratos en los que me hacía dudar de mis hipótesis y deducciones y envolverme totalmente en la paranoia.
F. Thilliez. Fuente de
imagen: Wikipedia

Algunos de los temas que aborda la novela (como los recuerdos, la memoria, la enfermedad mental, la realidad…) suelen resultarme muy atractivos, pero en este caso me parecieron tratados de manera trivial y no me interesaron demasiado.

La atmósfera para mí fue lo mejor del libro. Gran parte de la acción tiene lugar en un psiquiátrico abandonado. Siento predilección por esos lugares (más aún si están abandonados), tan góticos, tan lúgubres… me recuerdan al terror más clásico.

¿De qué se moría en los hospitales psiquiátricos? ¿De enfermedad o de tristeza?

Seguramente, después de haber puesto tantos “peros” podría dar la sensación de que no he disfrutado nada de la lectura, sin  embargo, no me ha resultado una mala experiencia. Es un libro entretenido que se lee del tirón, un auténtico “vuelapáginas” cuyo principal objetivo es intrigar al lector y hacerle dudar de qué es real y qué no. 

Era real. Pero no era la realidad”.

Paranoia es una historia llena de incógnitas, de pequeñas piezas de puzle que el lector tiene que intentar encajar antes de que la locura sea demasiado grande e intensa como para pensar con claridad. 

Yo siempre he adorado los puzles. Todos tienen una particularidad: sea cual sea el tamaño, se vuelven completamente inútiles, feos y fallidos si falta la última pieza. La que sublima el conjunto y señala el resultado último del tiempo que se ha dedicado a ello”.

Lectura compartida y disfrutada junto con Lecturina del blog No solo leo, Susurros del blog Susurros de Bibliotecas y Si fuésemos libros del blog Si fuésemos libros.

¿LO RECOMENDARÍA?: Como una buena e interesante opción para una lectura ligera y entretenida.

VALORACIÓN:

jueves, 6 de julio de 2017

Reto 5 Líneas: Julio 2017

El verano ya está aquí, pero no por ello el Reto 5 Líneas que cada mes propone Adella Brac desde su blog  (reglas completas aquí) se ha ido de vacaciones. En esta ocasión las tres palabras que obligatoriamente debe contener el relato de cinco líneas son: exactamente, justo y forma. Son palabras tan neutrales que en un principio creí que serían muy fáciles de usar en una composicióm, pero resultaron tan "sosas" que no conseguían inspirarme nada. Al final ha pagado el pato el despertador :-)

"No hay forma de que entiendan exactamente mi mensaje. Me tildan de ruidosa, egocéntrica, aseguran que busco llamar la atención. Necesito que comprendan que ningún exorcismo logrará que funcione despertador alguno en esta casa (todavía mía). Lo siento, una vida fue suficiente. Sufrirlo también en la muerte no sería justo. Me gusta ser fantasma pero… antes iría en busca del infierno que oírlo otra vez".

Fuente de imagen: Fotolog


lunes, 3 de julio de 2017

El asesino hipocondríaco (Juan Jacinto Muñoz Rengel)

TÍTULO: El asesino hipocondríaco
AUTOR: Juan Jacinto Muñoz Rengel
AÑO: 2012
EDICIÓN: Plaza y Janés, 2012
GÉNERO: Comedia

RESUMEN: Y. es un asesino a sueldo que se encuentra en una situación realmente delicada. Para cumplir su última misión solo le queda un día de vida, innumerables enfermedades se abaten sobre él y cada minuto que esquiva a la muerte es un milagro. Pero Y. es un hombre de moral kantiana que hará cualquier cosa con tal de terminar el encargo antes de que la muerte lo alcance.

OPINIÓN PERSONAL: La vida de un asesino profesional debe de ser complicada. Pero si además es hipocondríaco llevar a buen término las misiones debe de ser una tarea casi imposible. Al menos eso es lo que le sucede a Y.

No me queda más que un día de vida, después de haber escatimado quince millares a la muerte, sólo me resta uno más. Dos, a lo sumo”.

El asesino hipocondríaco es una novela interesante y divertida de capítulos cortos que se centran en dos aspectos. Por un lado, en la historia de Y., un asesino hipocondriaco que intenta por todos los medios que se le ocurren acabar con la vida de su objetivo; según asistimos a sus disparatados intentos de asesinato, también vamos conociendo las mil y una enfermedades que padece el pobre señor Y. Por otro lado, hilvanándolo con la historia de tan peculiar sicario, el autor se hace eco de las dolencias que aquejaron a algunos de los escritores y pensadores más relevantes de la Historia, como Poe, Kant, o Voltaire. El único nombre que no parece cuadrar del todo es el del señor Merrick (quizá más conocido por su apodo, el hombre elefante), sin embargo, su aparición cobrará sentido al acercarnos al final. En mi opinión estos datos biográficos son lo mejor de la novela

La trama del asesino me gustó al principio pero con el tiempo perdió gracia. Quizás porque se hacía repetitiva y quizás porque las actuaciones del señor Y. me resultaron demasiado absurdas. Aunque es cierto que al final vuelve a remontar. Incluso llegó a intrigarme la suerte de este asesino tan disparatado.

Aunque sólo un veinte por ciento, por ejemplo, de los aquejados por el Calambre del Escribiente se ven obligados a dejar de escribir por completo. Y ésta suele ser también la tendencia en el resto de los oficios afectados. Una vez más, no existen porcentajes acerca cuántos asesinos profesionales tienen que dejar de matar a causa del Síndrome del Espasmo Profesional”.

El libro, por su brevedad, no llega a resultar pesado, y es muy curioso. Además, asegura algunas risas, bien sean pocas o muchas (eso ya dependerá del sentido del humor de cada lector).

¿LO RECOMENDARÍA?:

VALORACIÓN: